Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

descreído


 

_

Creer existir
en la osmosis de dos pieles diferentes,
en el vaho que acumulan los cristales,
en la punta de un dedo que señala.

Creer existir —querer existir—
en la conexión neuronal que algunos
llaman recuerdo.
En el tuyo, concretamente.

Creer existir
en el cerco de unos labios en un vaso,
en las aves de paso y en su viaje, en el roce
intermitente de un limpiaparabrisas.

Existir en la creencia
de un cuerpo finito, en la infinita
insolencia de habitarte de lejos.
Creer existir
en la espera impaciente, en el verso
silente, en verte en la distancia
y en la invención de la cercanía
y en la concreción de la maravilla.

Creer existir
en la maldita esperanza que existe
tan solo por creerla.

_

metro20

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 3, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 502 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: