Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

zurdo


 

_

Los zurdos tenemos
una manera extraña
de escribir.

O bien forzamos el gesto,
o bien pasamos la mano
por encima
de lo escrito.

Está bien, en cualquier caso:
emborronamos la línea,
y nos herimos los dedos
con las aristas.
El resultado: una mancha
—tinta o sangre
o ambas combinadas—
a la izquierda de tu cintura,
un borrón cerca
de la constelación
de tu ombligo, una mácula
en la geografía de tu pecho,
un esbozo siniestro
—pendiente de pasar a limpio—
en la diestra caligrafía
de todos tus espejos.

Este zurdo tiene
—en concreto—
tachaduras inversas
de tu piel, en su mano.

_

the-left-handed-gun-paul-newman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 17, 2015 por en de ese arte (cuaderno de invierno).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 506 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: