Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

pez

_______________

_

Santillana del Mar, 01/04/2015

_

Se me ocurre una idea brillante
para explicártelo.
Pero enseguida se me torna
fría y resbaladiza.
Como la sombra de una criatura
acuática.

Se me escapa, huye,
a esos remansos oscuros
de indiferencia y de sal.
Aterrizando, submarina,
en un lecho blando,
en un banco de humo.

Allí resta, inmóvil, acaso,
con el suave mecerse de la lente
del cuarto creciente,
con el persistente ir y venir
de la marea, de tu anzuelo,

y de tu sonrisa.

_

pez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 1, 2015 por en Lecciones de anatomía para suicidas inexpertos.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: