Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

showroom

__________________

_
_
_
_

Descarta las certidumbres
y prepara un lecho confortable
para las dudas y los abismos,
donde puedan dormir durante meses
los brevísimos instantes de luz,
la fugacidad que define y encierra
a la alegría, que amortaja
la materia de la que se fabrican
las sonrisas o los destellos.

¿Acaso tenga la luz otra tarea
más importante que iluminar
tu cuerpo desnudo?

Hago sitio
a esa estampa,
vaciando
mis estanterías
de honores
y de libros.

¿Acaso haya aterrizado,
en la historia del hombre, una mano
cómo mi mano en tu pecho?

No hay anclas, ni raíces,
ni fundamentos de hormigón
y acero retorcido: este edificio
se construye con la vela del párpado,
con la taquicardia del ave asustada,
con el vaivén de las caderas
huyendo de la probabilidad de la muerte.
Esta casa se reviste de la silueta desenfocada
de la sombra de un tren de cercanías
proyectada en los cañaverales
de un polígono industrial.

¿Acaso esa voracidad de mis labios
en tu carne no sea más que la promesa
de otro pan nuestro
de cada puñado de días?

Los nudos corredizos de la soga
solo son tropezones en la cuerda floja.
Temblar, tiritar, entornar los ojos,
un respirar entrecortado,
y la papiroflexia aleatoria de la ropa
perfectamente desordenada
en la geometría de las baldosas.

¿Acaso no es hoy, ahora, en este instante?

_

movedizas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 5, 2015 por en Lecciones de anatomía para suicidas inexpertos.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 380 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: