Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

carta naútica

___________________

_

_

_

Tengo la cabeza llena de ventanas,
y la jaula del pecho
abarrotada de cabos sueltos.
Los ojos, ligeramente desenfocados
por la sucesión de letras,
con sus lunes, sus martes
y sus vienes.
Las piernas, más cansadas,
aún soportan el paso de los caminos
y el peso de las encrucijadas.
Mis aristas y mis astillas, aún tengo
por domar. Mi espalda tatuada
con un campo de minas.
Y una carta náutica
impresa en el paladar.

Y luego, tengo mis manos,
pero eso tú ya lo sabes.

_

nautica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 17, 2015 por en Lecciones de anatomía para suicidas inexpertos.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 507 seguidores más

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: