Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

cierro los ojos

_______________

_

_

_

Cierro los ojos para ver barcos
que zarpan despacio.
Cierro los ojos para que el párpado
y su reverso sean lienzo oscuro sin mácula
donde iluminar la caligrafía del recuerdo.

Para envejecer, cierro los ojos, de manera
desordenada.
Para tocarte de lejos, para olerte de cerca,
para proyectar
las constelaciones, los eclipses, las mareas,
los sueños y las pesadillas.

Cierro los ojos para coleccionar
el deslumbramiento y el asombro,
para derramarme por la grieta
que se expande en el denuedo
de enfocar
tu silueta,
cuando
los abro.

_

parpado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 24, 2015 por en Lecciones de anatomía para suicidas inexpertos.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 445 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: