Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

circulación

_________________

_

_

_

Hay una ligera anestesia en el asfalto de la calle,
unas suelas que amortiguan los pasos
del día encapotado.

¿por qué me cuesta tanto
________________________la línea contínua
de la carretera?

¿por qué me inquieta y me atrae
________________________el intervalo vacío
de la intermitencia?

Llevo mis pies hasta la esquina de la mañana
cargando aún sobre mis ojos el peso de la noche
y del sueño no acontecido.

¿por qué nunca entiendo
_______________________el código polícromo
de los semáforos?

¿por qué me alarma
_______________________la pintura y el humo
de los pasos de peatones?

Me rodea una luz de primavera nublada
que no proyecta sombras,
ni solivianta las sienes.

_______________________Cruzo sin mirar.

__

article-0-1780892F000005DC-883_634x357

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 25, 2015 por en Lecciones de anatomía para suicidas inexpertos.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 380 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: