Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

constelaciones

_______________________

 

_

_

_

Anoche soñé que te lavaba el pelo
y que se manchaban mis manos
de atardeceres.
Que la espuma de la caricia
me resbalaba hasta los codos,
goteando constelaciones
y bandadas de pájaros.

Tu cabeza inclinada,
tus ojos cerrados
y tu media sonrisa
condescendiente y salvadora.

Anoche soñé que te cortaba el pelo
y los campos se sembraban
de espigas migratorias,
de bosques nómadas, de hojas caducas.
Mientras tanto, la tijera
reflejaba
las últimas luces de la tarde.

Y la vida consistía
en esa porción de piel
de tu nuca
que quedaba al descubierto.

_

tumblr_lsyua4ZsUC1qis2k0o1_500

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 27, 2015 por en Lecciones de anatomía para suicidas inexpertos.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 504 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: