Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

un mar encierras

________________________
_

_

_

Una estrecha y curiosa membrana, dicen,
separa nuestro húmedo escosistema
del resto del mundo.

A veces —qué te voy a contar— se rasga,
se hiere y se derrama ese licor
que atesoramos.

Y nos cuesta la vida reparar la pérdida,
recuperar los niveles.

La única explicación plausible
sea qué, cada uno de nosotros,
encierre un mar dentro.

Por eso nos afectan las lunas y las mareas,
por eso
nos arbolamos o sonreímos al congelarnos.
Por eso
nos rompemos en miles de olas repetidas
y distintas,
contra la misma playa.
Por eso la apnea y el sollozo.

Y así es como se explica
la salinidad de la lágrima.

_

paintings waves boats grayscale vehicles the great wave off kanagawa katsushika hokusai thirtysix v_www.artwallpaperhi.com_93

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 2, 2015 por en Lecciones de anatomía para suicidas inexpertos.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: