Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

cometas

_________________
_

_

_

Las voces se alzan y se confunden
en las alturas.

Cuestión de gravedad.

Restan, a ras de suelo,
los cuerpos y las gargantas,
con su densidad relativa,
más horadados, más huecos.

Quedan absortos
en la contemplación de las cenefas
de palabras anudadas
arrastradas por la corriente.

Les angustia, les apesadumbra
—si acaso son esos los alfileres—
que se escape la cometa
del carrete, que se rompa
el sedal y deje
la cáscara vacía.

Ese envase deshabitado
en el que nos convertimos
en ausencia

_____________________de lenguaje.

_

kites-014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 14, 2015 por en Lecciones de anatomía para suicidas inexpertos.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 425 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: