Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

sin nombre ni método

_________________________________

_

_

_

Las pastillas amontonadas de Norma
junto al vaso de whisky.

El cartucho de Kurt,
y el dedo gordo de su pie izquierdo.

La chuta de Jim
en su mano derecha.

El tanto de Yukio
afilado y dispuesto.

La bala de Vincent,
efectiva y sorda.

El gatillo flojo de Ernest
y su índice decidido.

El turbulento río de Virginia
y sus piedras en los bolsillos.

El caballo loco de Janis
relinchando en el altavoz.

El tubo de escape del coche de Anne,
y el abrigo de su madre.

Todos los que no tienen un nombre
o un método que recordar.

_

ends

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 15, 2015 por en Lecciones de anatomía para suicidas inexpertos.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: