Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

XXVI


 

_

_

_

De pequeño
me preguntaban qué
quería ser de mayor.

Creo que siempre
me los quitaba de encima
respondiendo con alguna profesión
respetable —médico, carpintero,
o profesor de lenguas muertas
o agonizantes—.

Después, a solas, pensaba
que no tenía ni la más remota
idea. Aún hoy, lo pienso.

Nunca, nunca, nunca,
pasó por mi cabeza
ser poeta. Ni siquiera
hoy día, lo hace.

En todo caso, si la tuve,
mi vocación fue
la de ser cohete pirotécnico:
despegar con un chasquido,
dejar una estela luminosa,
y acabar pronto,
con una bonita explosión.

_________________¡Ohhh!

Y volver a descender,
ya sin prisa,
en pavesas, en cenizas.
_

fireworks 2_1451393090300_29076356_ver1.0_640_480

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 2, 2016 por en intentario.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 439 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: