Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

LI


 

_

_

_

Cuajará.

Volverá el vaho
de nuestras gargantas
a delatar
nuestra presencia.

Crujirá.

Sólo en el caso
de que la mañana
intente atentar
contra la integridad
de la escarcha.

Goteará.

Por eso
la noche
y el hielo
se llevan tan bien

(y un día, de nuevo,
regresará el invierno).

_

frost_108

3 comentarios el “LI

  1. Es curioso como los poetas tenemos un alma colectiva, un mismo corazón que es el mundo latiendo. En uno de mis poemas de hace años dije o escribí: escribo para olividarme de mi cuerpo. Bello poema el tuyo. Tu invierno se transformará en primavera. Saludos David.

  2. Pues sí, sería un placer tímidamente poético, hombre elefante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 19, 2016 por en intentario.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 445 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: