Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

LXIX


 

_

_

_

Dice la luz ámbar del semáforo
_______________que

si romper tuviera algún sentido
acaso fuera el de recolectar después
las astillas. El de probarse uno
en el lance de la reconstrucción,
en el ensayo del camuflaje
de la cicatriz en arruga de un gesto
doméstico y cotidiano.

O eso cuenta la efervescencia
de los tubos de escape,
_______________que

otra cosa es olvidarse uno, dejarse
uno abandonado, a uno, en una esquina,
en uno de esos puntos
de reciclaje.
O en cualquier lugar peligroso
para un objeto frágil. Dócil.

O eso parece que leerse en el morse
de los pilotos de freno
de los atascos matutinos.
_______________Qué.

_

night-traffic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 2, 2016 por en intentario.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 363 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: