Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

LXXVIII


 

_

_

_

Para explicar una ola
sólo tengo un intento,
unos pocos segundos
antes de que se vuelva
otra distinta.

Para decir oscuridad
basta un único párpado,
y una garganta seca
antes de que el amanecer
lo haga más difícil.

Se resume la mecánica
del aleteo de un pájaro
fajándose bajo la lluvia
en el instante que huye
ligero y salpicado.

Pero no hay tiempo
en la vida de un hombre
para aproximarse al detalle
de despertarse y verla
acercándose de ese modo.

_

29-rain2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 11, 2016 por en intentario.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: