Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

LXXXV


 

_

_

_

Silbo una melodía indeterminada
y me acompaño del ritmo
de mis pasos
pisando insectos de cemento,
tropezando en redobles
imposibles de cordones mal atados.

Doblo esquinas alternativas
—ora izquierda, ora derecha—
trazando una diagonal extraña,
quebrada de ataque de tos,
de apoplejía
urbana y contagiosa.

Es la madrugada, que parece
haberse disgustado
con su propia camisa. Es el odio
congénito contra aquel
que decidió que las luces
de las calles
ahora serían amarillas.

Bostezo en los escaparates,
reniego en los semáforos,
aparto la mirada de la línea
de día que se amontona
en el borde afilado
de los edificios, y en las espinas
de las grúas de las obras.

Todo eso,
mientras no voy
a ningún lugar.

_

Urban-birds-watching-the-sunset-sitting-on-lamp-post-minimalist-metropolitan-skyscraper-photography

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 18, 2016 por en intentario.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: