Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


 

_

_

_

Escibir para desurbanizar el cielo,
para descolonizar el espacio, para
borrar todas las estelas de los aviones.
Escribir para confundir los planos
de los rascacielos que se alzan en la nube.
Para borrar nombres del censo planetario.
Para equivocar, escribir, las órbitas
de los astros y de los planetas.
Y para corregir los ejes y las rotaciones.
Escribir para que la luna no influya
casi nada en las mareas,
ni en las cabezas de los descerebrados.
Escribir para que los cuerpos celestes
sean mucho menos magnéticos
y mucho menos predecibles.

O no hacer nada de eso,
y seguir bebiendo en mangas de camisa,
descontando las pocas estrellas
que se asoman esta noche a mi terraza,
a pesar de las luces amarillas de la calle.

_

article-2086676-0F734DB800000578-755_634x947

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 16, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: