Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


 

_

_

_

________XXXIV

_

En estos días medía las fuerzas
y los pasos. Contaba los tránsitos
de la luna y de las llagas.

_
Curaba heridas y restañaba golpes.
Incluso caminaba toda una noche,
cuesta abajo, entre las piedras
y las sombras.

_
En estos días incluso dormité un rato
junto a la cama de una marine americana
que lloraba porqué no le hacían
demasiado caso.

_
Y desafiné como siempre hago.
Y me daba cuenta de que me siguen
sobrando algunos quilos. O muchos.

_
Vi el mundo a través del culo
de los vasos, y escuché el eco
del fondo de las cazuelas. Subí montañas,
y algunos me esperaron, a cambio
de que les cortara yo el viento en el llano.

_
Todos estos días, todo eso, empujado
por el recuerdo de cuando te ayudaba
a teñirte el pelo: nos moríamos de la risa
y el verano nos chorreaba entre los dedos.

_

10587716313_346f82f199

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 21, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: