Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


 

_

_

_

_________  XLIII

_

Tiene la piel llena de interrogantes. Tiene
de memorias llenos los huesos,
y de chispas de la piedra, los tendones.
También tiene la sangre llena de temblores
y de estremecimientos.

_
Por eso se le arrugan los pergaminos
las pocas veces que sonríe: y no le importa
lo más mínimo. Por eso tarda un rato
en caminar derecho cuando se levanta,
pero luego te saca ventaja enseguida.

_
Pero, a veces, como los peces abisales,
se sume en un discurrir tranquilo,
elástico y oscuro: debe andar
contando los pasos y contándose cuentos
envueltos en papel de aluminio, guardados
en bolsas viejas de los supermercados.

_
Coleccionando, debe andar, umbrías de la higuera
y malas sombras de los recuerdos mellados.

_

poster_de_la_higuera_de_b_w-r77d0c997d1f54bbea62cc43bdc8f6e5e_zqj_8byvr_324

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 2, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: