Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


_

_

_

SOY UN iceberg
escondiendo nueve décimas partes
bajo la superficie. O así.
También soy, a veces, un buque rompehielos.

_
Soy una piedra
rodando ladera abajo. Chasqueando
en cada rebote. Creo.
Añorando la nieve para ser un alud.

_
Soy una sábana
sujeta a un alambre por unas pinzas.
Ondeando de manera opuesta
a cómo lo haría cualquier bandera.

_
Soy un leño
de esos que parecen apagados
al día siguiente, en la chimenea.
Pero si soplas, enseguida arden de nuevo.

_
Soy un cuchillo
mellado. Y una manada de búfalos
embistiendo a un precipicio.
La gravedad y la caída, también.

_
Soy una guitarra
con el cuello roto. Una astilla
de la historia. O así.
Una espina en la yema de tu dedo. En ese.

_

astilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 10, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: