Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


_

_

_

DEBERÍA bastar con sentir el aire
entrando por la boca y llegando
de alguna manera,
hasta el rincón más escondido.

_
Debería bastar con tu habilidad
de coser con tiritas las grietas
que aparecen en el hielo
cuando la distancia solidifica.

_
Tendría que valer con el latido
venidero, con la cuerda que da
para llegar al final del día.
O con los ladridos que restan.

_
Debería bastar con el hecho casual
de ser héroe accidental un día,
un rato, o gris espectador, el resto,
mientras la lluvia prometa y cumpla.

_
Pero no basta, no sirve,
no es suficiente, no alcanza…

_
Y por eso tú. Y por eso pronto.

_

a5fb87bbf0493ce2e5758109b00204dc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 20, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 379 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: