Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


_

_

_

DAR UN RODEO para verme en el espejo
con la sorpresa de los restauradores
cuando encuentran, bajo la pintura,
otra imagen, otra obra, a veces
completamente diferente.

_
Dar un rodeo y no saber, con certeza,
quien vive en ese cristal.

_
Dar un rodeo para recoger unas llaves, ver
a la gente en los bares, atentos a las pantallas.
Contar esquinas, contar los pasos, pensar
en dar un rodeo, tomar su mano
y cruzar un paso de peatones.

_
Dar un rodeo con el único objetivo
de rendir pleitesía a un semáforo.
Para casi subir una escalera de casi caracol.

_
Dejar que mis manos se pierdan
en todos los rodeos necesarios,
en su espalda, mientras duerme.

_
En todas las capas existentes.

_

traffic-light-one

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 20, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: