Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


_

_

_

VEO lo que traes en las manos y quiero saber
qué pretendes que haga con todo eso.
No soy malo del todo juntando trozos,
remendando desgarros, firmando rendiciones.

_
Un día noté cómo la lluvia me quitaba los colores,
cómo resbalaban por mi cuerpo, chorreando
hasta los charcos y, de ahí, a la alcantarilla.

_
Quedé en blanco y negro, impar e inestable,
como dicen que son los radicales libres.

_
Entonces todos los hombres me parecieron chiflados
que se habían disfrazado de héroes,
héroes con sus luminosos trajes de dioses o,
sencillamente,
dioses vestidos de chiflados. Y yo entre ellos
reflejándome en el asfalto mojado.

_
Por eso, veo lo que traes entre las manos
pero mis ojos a tus manos sólo alcanzan.

_

14680079918_200efc8dc9_m

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 21, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: