Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


_

_

_

TAMBIÉN se sostiene en eso
—pienso la noche en que murió Leonard—,
en orientarse entre la bruma y el desafío,
en afinar esa cuerda que parece
a punto de romperse.

_
También eso ayuda, ese querer derribar
las plantaciones de muros que crecen fuertes,
ese no dejar que se nos acaben los cuentos
para dormir. O para no dormir nada.

_
También se alimenta de eso
—creo, el día en que murió Cohen—,
de la periferia del gesto,
de seguir bailando aunque todo termine,
de intercambiar tanto una libreta como la saliva.

_
De eso que está hecho de suerte, de muerte
y de amaneceres.

_

leonard-cohen1-300x199

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 11, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 379 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: