Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".


_

_

_

NO HAY NADA más limpio que mis manos sucias
de barro, de ceniza, de óxido y de calambres.

_
No hay nada más duro que mis dedos crispados,
tenazas entorno el cuello de la guitarra.

_
No hay nada más liviano que el sedimento de la sombra
de todos mis antepasados y mi descendencia.

_
Nada más breve que la historia de la luz
derramándose en tu piel por las grietas del tiempo.

_
No hay nada más lejos que las antípodas de mis ojos,
ese polo sur inexplorado que siempre mira hacia adentro.

_
Nada más profundo que ese milímetro de epidermis
que separa la llaga y la herida de las fauces del mundo.

_
Nada más. Nada más concreto que la niebla
y sus bordes, sus aristas y sus filos cortantes.

_
No hay nada más oscuro que una luminosa mañana
sentado en el sofá, viendo cómo no vienes.

_

learn-about-chronic-wound

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 20, 2016 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: