Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás. 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

vaivén


_

_

_

Vengo a instalarme en el lapso que queda
en el aire cuando gesticulas. En el fragmento
que la retina apenas retiene.
En la velocidad con la que se transmite
el sonido al golpear la mesa.
Vengo a reseguir con tiza la sombra
que se mueve cuando tú te mueves,
a capturar la estela que la luz difumina,
a atrapar el vaivén de tormenta suave en tu pelo.
Con esfuerzo de hueco, a veces, vengo.
Con la calma de la grieta, a ratos, vengo.
Con denuedo, obstinado, contento, vengo.

_

cracks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 24, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 364 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: