Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

10/02/2017


_

_

_

Cruzas la calle
con una cierta
felicidad accidental
dibujada en la cara,
acaso justo debajo
de la máscara hierática
que ensayas frente al espejo.
No hay apenas tráfico
en California Boulevard,
y el aliento se mide
en capas milimétricas
de cerebro, cortadas
con esa máquina
tan parecida
a la de los charcuteros.
Llegas al otro lado
de la acera, calculando
las regiones y los lóbulos
que se iluminan
en un escáner
cuando tocas el arpa,
cuando piensas
en un parque de atracciones,
o cuando imaginas
una de esas librerías-café
en algún lugar de Roma.

_

a575d9180ede45299defef17174b5164

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 10, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: