Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

13/02/2017


_

_

_

Hay una sonrisa
que incendia los bosques.
Hay un bisturí que extirpa
el área del cerebro
donde se anuda la garganta.
Hay una alarma sin luz
ni sonido, una pared
invisible que frena tu caída.
Hay una conspiración
contra el deseo. Hay simios
adictos a la nicotina. Hay
teorías que aseguran
que somos agua
y electricidad.
Hay corrientes y tormentas
y calambrazos y rayos
y descargas recorriendo
tu médula espinal.
Hay agua suficiente
dentro de tu cuerpo
para apagar todo eso.
O para contagiarlo.
Hay representaciones
espaciales de la soledad.
Hay efecto placebo.
Hay señuelos y señas
y sueños. Hay noches
inundadas y días
desiertos. Ay.

_

chispat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 13, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: