Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

14/02/2017 (2)


_

_

De repente, te has levantado
y te has puesto a perseguir
una sombra que es la tuya.

_
Has apuntado una honda
al orificio de tu ombligo
con la órbita de tu dedo.

_
Hay dos tipos de personas
—gritas—, las que son esperadas
y las que, como tú, esperan.

_
Las que giran la cabeza,
nerviosas, disimulando
el quicio de la impaciencia,

_
las que buscan la silueta,
el aire, el parecido
en todas las formas móviles.

_
Y las que llegan
disipando la niebla
poniendo en valor la espera,

_
revalorizando la esfera
del metrónomo, la arena
del cronógrafo.

_
De repente, has vuelto a sentarte
y has dejado que tu sombra
se confíe.

_

broken-hourglass

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 14, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: