Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

marea

_

_

_

Me alejo y soy un archipiélago.

_
Disperso, irregular, con las olas
afilándome los acantilados.

_
—unos zapatos tirados de cualquier manera
en el suelo del salón: islotes gemelos—

_
Sopeso la posibilidad del naúfrago
deforestando su voluntad de huída
antes que la oscuridad de la selva
o la certeza lunática de la marea.

_
—así se enreda el mar en cenefas de espuma
en cada pliegue aleatorio de tu sábana—

_
El cielo es ya un paladar coralino
amordazado por las constelaciones.

_
Me acerco y se va mutando
la roca en arena, el miedo en galerna,
mientras contemplo la velocidad
a la que se desplazan los edificios.

_

vedra2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 23, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 379 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: