Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

prensil

_

_

_

Sueño y despierto que soy manco.

_
Mi mano izquierda ha desaparecido.
Sin cicatriz, sin herida ni dolor.
Sólo ausencia presente, un miembro
invisible, tan translúcido como constatable.

_
Uso entonces esa zurda fantasma
en todos los quehaceres cotidianos:

_
late, toca, prende, se eriza,
se torna puño airado e inexistente.
Incluso la siento aferrada, tenaz,
al cuello del útero de una guitarra,
o recobrando el aliento en tu cintura.

_
Sueño que despierto sin mano
pero la mano perdida me calma, me sueña,
enjuga el sudor, la lágrima y la pérdida.

_
Y el abismo manco es sólo el cambio de estado,
la dialéctica lisiada entre la mano y el vacío.

_
Otro día sueño que despierto
y me han amputado tu piel de la mía, sin embargo
sigo tocándote con mi izquierda transparente.
_

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 25, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: