Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

bronce

_

_

_

Tengo la secreta convicción
de que es el campanario
quien empuja las horas.

_
Es él quien lima el serrín
con el que hacen los féretros.

_
A veces no lo oígo, a veces
estoy lejos, no me alcanza
su bronce tañendo solemne.

_
Sin embargo, su compás
de tarde adormecida
—en la lengua y en las rodillas—
sigue su andar como quien ríe,
como quien llora, como quien espera.

_
Descontando el metrónomo
a las sombras, difuminando
su silueta contra la noche,
contra la certeza plausible
__________________ de la memoria.

_

33219646-black-and-white-image-of-church-bell-from-inside-tower

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 29, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 506 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: