Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

otro

_

_

_

Qué suerte, los que sabéis
obrar ese sortilegio
de mudar en observador
de cuanto os pasa.

_
Qué fortuna esa, qué ventura,
ser testigo y no parte,
ese ver desde fuera, ese
ser, decididamente, otro.

_
Yo no alcanzo. No puedo.
Me desmadejo en el lance
y siempre creo ver doble:

_
observador y contemplado
ocupando el mismo espacio,
separados apenas en un lapso.

_
Miro allí dónde estuve
y ya no estoy, miro
hacia dónde me dirijo
y aún no he llegado.
Miro el lugar que ocupo
—vuelvo acaso lo ojos—
y todo es oscuro y es ruido
y es miedo y falta de aire.

_
Qué suerte, los ubícuos,
los que logran ese travelling,
ese aúreo desdoblamiento.
Qué suerte, los poetas,
los anacoretas, los amantes.

_

picture51_thumb

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 3, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: