Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

propagación

_

_

_

Pongamos que sea ese un fuego
que no se apague con el agua
ni con la arena. Que sea
una lumbre primigenia,
de corazón de planeta,
que resiste impasible
a la marea y al desaliento.

_
Pongamos que sea esa la llama
de los santos, de los amados,
de los malditos, de los silentes.
O de ninguno de ellos.
Una brasa que duerme
apenas sin aire, un tizón
que resiste la lluvia y el tiempo,
una chispa callada y discreta.

_
Pongamos ese incendio contenido
en tu voz, en tus manos,
en tu pelo, en medio
de tus piernas, en la estopa
presta de tu silencio, en la sal
cuajada de tu lágrima.
Pongámoslo en tus alas remendadas,
en tu sudor de almizcle y de resaca.

_
Pongamos ahora que pedimos
que ese conato se propague.

_

Burnout concept. Closeup of burning match, black background.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 4, 2017 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 428 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: