Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

vigilia

_

_

_

Soy uno con un sueño despierto
de carretera huérfana de toda luz.
Como nada se ve, nada proyecta
ni sombras, ni niebla, ni aristas.
Sin embargo, ni siquiera tropiezo
con las líneas pintadas en el piso
ni con los vehículos abandonados
ni con los cadáveres de la vigilia.
Acerco la cara al suelo, busco
en el asfalto el pezón de la noche
y libo ese zumo espeso y oscuro.
Luego me duermo y todo se ilumina.

_

maxresdefault

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 18, 2018 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: