Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

las despedidas

_

_

_

Dificulta el tráfico el viento del pasado
en una mañana que nunca se termina.
En la radio, el alarido de la carne tiembla
expiando todos los pecados de la madrugada.
Es así, independientemente de si dormiste solo,
o despertaste acunado en la piel de alguien.
Salvan del asfalto y la locura esos instantes
—ternura dosificada que gotea en la distancia—
construyendo en capas milimétricas un recuerdo,
conteniéndose en mis manos todos los desiertos,
aliándose despacio los metales de las despedidas.

_

_72210071_154420499 (1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 4, 2018 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 420 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: