Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

un puente

Toulouse, 14/08/2018

_

_

_

Asomarse a un puente
como quien nace a un mundo.
Contemplar lo doble
del paisaje y de su reflejo
con la sorpresa del milagro,
con la certeza
del nunca, nada, nadie.

_
Hay un incendio a lo lejos,
y el humo asciende
como si fuera la cosmogonía
de todas las nubes que nunca fueron.
Ser el humo adelantando
la noche y la sombra. Sin reflejo
ni espalda, sin suelo ni doble,
sin muñecas o tobillos en los que atar
los grilletes y las cadenas.

_
Entonces llueve, y los turistas
y el fotógrafo y los borrachos
que cantan sus canciones en la ribera
recogen sus cosas
_________________ mientras la luz
se va quebrando dos veces:

_
una en el ojo del puente,
otra en el párpado de la lluvia.

_

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 16, 2018 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: