Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

sal y aceite

_

_

_

Vengo del hambre y del olivo,
del estrecho espacio que queda
entre la bota y el suelo.

_
Vengo del polvo y del frío
de los raíles, del fuego
de un sol con sed y sin sombra.

_
Vengo del gesto callado
de bajar la vista siempre,
del eco de la alacena.

_
Vengo de una casa en la colmena
con sal y aceite en cada esquina
y una silla en cada puerta.

_
Vengo de abajo, diría,
del asfalto, de la plaza,
del bar, del portal, del entresuelo.

_
Vengo a ser un pez pequeño
asomando en la pecera
preguntando a todos qué es el agua.

_
De un cementerio de libros,
del pecio de una guitarra,
vengo desde hace mucho tiempo.

_
Vengo hasta aquí, no sé hasta dónde.
Vengo hasta ti siempre que puedo.
Vengo cansado, asustado. Y vengo.

_

from the series salt and oil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 16, 2018 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: