Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

Opus 44

_

_

_

El Valse Triste de Sibelius
dura poco más
de seis minutos y medio.
_
A mí me tomará
más o menos ese intervalo
acabar de escribir esto,
en una noche de junio,
desde mi terraza óptima.
_
Y no se parecerá en nada.
Ni siquiera en la alquimia
de metal, de madera,
de cuerdas de tripa.
_
Ni tan sólo en el crescendo
previo a ese finale
que demora el pulso,
que aplaza la sed y el latido.
_
Por algún motivo
el bueno de Jean
llamó a su vals
música incidental.
_
Incidental, como la brisa
de esta noche, como
el crujido de las tablas
bajo mi peso, como
este tres por cuatro cojo.
_
Incidental como cuando
nunca nada nadie
se asoma a la barandilla
calculando la distancia.
_
Como cuando Sibelius
baja la batuta.

_

eyeem-103945961

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el junio 26, 2019 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 486 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: