Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

ramas

_

_

_

De lo que me quepa
entre los brazos
daré testimonio.
_
Nunca medí
esa capacidad cambiante,
esos metros cuadrados
─para entrar a vivir─
de vacío y abismo.
Nunca calculé
la espesura de esa bruma
que se extiende, insensata,
de mi pecho a mis manos.
_
Nunca asumí como mío
ese campo de batalla.
Acaso lo pinté de frontera,
con aduanas y espinos.
O le edifiqué un refugio
para guitarras y latidos,
para cinturas huidizas.
_
Nunca creí que alcanzase
a tierra fértil. Acaso
a hogar de estepicursores.
Sin embargo, alguna semilla
se atrevió a romper la piedra,
y dibujó alguna letra
en las curvas de sus ramas.
_
De lo que me cupo
entre los brazos
hablo y atesoro.

_

estepicursor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 8, 2019 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 479 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: