Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

marea

_

_

_

En ese tiempo
yo era capaz
de congregar mareas.
_
Era fácil: tan sólo
me arremangaba
y posaba las palmas
sobre la piel móvil
del agua. Subía
el nivel, o bajaba,
a mi voluntad.
_
Aunque siempre pensaba
“esto no va a funcionar”,
mis manos obraban
ese milagro
o esa casualidad.
_
Los años, obstinados,
me dieron la razón
y los mares, hoy,
van a su antojo.
Ni la lluvia me obedece.
_
Sólo, a veces,
la niebla. Pero esa
me acompañó siempre.
_

marea

Un comentario el “marea

  1. Jane
    julio 14, 2019

    La niebla, siempre nos acompaña… que bonito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 10, 2019 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 476 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: