Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

calma

_

_

_

El mar estaba en calma.
_
Y cuando no lo estaba,
se miraban para procurar
que las olas
no rebasaran nunca
ni la quilla ni los tobillos.
_
Se hablaban para
amainar tormentas
y temporales. Sembraban
semillas de risa, y dejaban
que germinasen
como plantas acuáticas
que, en el intervalo
impreciso de las mareas,
florecieran en pétalos
de sal y de intermitencias.
_
El agua estaba en calma.
_
Y aunque, a veces,
la barca se desfondaba,
y las dentelladas
de las criaturas abisales
escribían palabras antiguas
en el dorso de sus manos,
seguían bogando, a ratos,
por mantener el equilibrio.
_
Todo estaba en calma.
_
El horizonte dormía
el sueño del espejismo
y la línea de la costa
era la promesa de un trazo
impreciso, en el que morían
todas las ondas concéntricas,
con el metrónomo de la espuma.
_
El mar seguía en calma.
_
Los noráis habían dimitido
de todas sus obligaciones
y la arena no alcanzaba nunca
su vocación de barro.
Ellos seguían susurrando:
“Agua a la vista”,
mientras aguardaban
a que la lluvia igualara
la concentración salina
de todas las calmas posibles.
_

horizonte_1340_c.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 27, 2019 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 485 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: