Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

escena XIII

_
_
_

De pequeño
me fascinaban los imanes.
Intentaba adivinar
esa fuerza misteriosa
que atraía o empujaba
aquellos trozos de metal.
_
Le pedía a mi padre
que me trajera algunos
de la fábrica,
y comprobaba el magnetismo
en cualquier superficie.
_
Me acostumbré
al chasquido que producían
cuando la magia los juntaba.
Pero siempre me asombró
la gesta imposible
de unir los polos iguales.
_
Desde entonces
me he pasado la vida
cerciorándome
de que ese forcejeo gravitatorio
también le ocurre
a las palabras, a los caminos,
_______________ a los labios.
_

iman

Un comentario el “escena XIII

  1. raqueltd
    abril 16, 2020

    Excepcionalmente magnético…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 10, 2020 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 495 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: