Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

cabotaje




Se sueña silente
con ruido de pájaros
que escarban en el suelo,
mientras la noche transita
perseguida por un sol viejo e implacable.

Apenas se agita
su aliento sincopado
en el metrónomo del pulso,
como mieses que se mecen
en la cartografía variable de la sábana.

Acaso tirite
la cima de una isla
del archipiélago de piel
que emerge indolente
del mar calmado de la duermevela.

Veo esa marea
a un metro de la orilla
antes de que reviente el alba,
antes de dejar su puerto
maldiciendo el cabotaje y los naufragios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 17, 2021 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 502 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: