Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

nueva taxonomía del sinsentido




No puedo hacer más
que escuchar atentamente lo afásico,
que averiguar la frecuencia de lo mudo,
para poder explicarlo
a quienes lo oyen a la perfección.

Me resulta imposible
no definir con precisión los bordes
de lo invisible. No ver lo que se esconde
a los ojos de los que miran
todo y a todos, sin descanso.

Percibo el aroma,
huelo lo que no emana fragancia.
Lo que carece de perfume
me explica todos los matices
de las narices tapadas y estériles.

Devoro y digiero,
saboreo y aprecio el paladar
que me revela lo insípido,
que me brinda lo insulso:
ese manjar que se niega al mundo.

Toco lo intocable.
Mis manos alcanzan lo indefinido,
lo que adolece de relieve
o de textura. Puedo palpar
lo que es inexistente en los demás.

Así:

te escribo en lo invisible del grito,
en lo intangible de la piel de la caricia,
en el canto imperceptible del destello,
en ese olor a hierro de todo lo amargo,
en el sinsentido del efluvio de la sinestesia.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el marzo 9, 2022 por en Uncategorized.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a 501 seguidores más

A %d blogueros les gusta esto: