Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

Esta bandera no ondea con cariño.

Visor poesía ha tenido a bien publicar una traducción de algo llamado “El padecimiento contínuo” un compendio de poemas de la última época de Charles Bukowski, recopilado por Linda Lee Bukowski, su última mujer, sacando partido del viejo borracho… se lo tiene merecido. Me llama la atención, por lo actual, el poema 6 de “Esta bandera no ondea con cariño”, escrito en los primeros noventa, pero que se podría haber escrito hace un cuarto de hora. Ya me diréis qùé os parece:

6

hoy todo son ordenadores y más ordenadores

y pronto todo el mundo tendrá uno,

los niños de tres años tendrán ordenadores

y todo el mundo conocerá todo

lo relacionado con los demás

mucho antes de que lleguen a conocerse

y por eso nadie querrá conocerse.

Nadie querrá conocer a nadie

nunca jamás

y todos serán

unos solitarios

como lo soy yo hoy

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 25, 2011 por en libros.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: