Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

Un año de elhombrelephante

Hoy. Sí, hoy este blog cumple un año. Y si bien no soy demasiado dado a onomásticas y celebraciones relativas -y últimamente tampoco a regalos y/o homenajes-, si me parece oportuno hacelo notar. Así, desde estas letras, casi una cuarentena de entradas nos contemplan. Más o menos acertadas… con algo más de unas mil visitas. Números pobres, tal vez, en cuanto a producción o promoción, del blog, pero acordes con la voluntaria falta de ambición del mismo. Seguré publicando y, mientras, espero, tú, sigue leyendo.

Si mis manos dimitieran del propósito firme de remover telarañas de las carcasas vacías,

si mis dedos abdicaran en favor de tus pupilas y pusieran a tu nombre todos los gestos del mundo,

si estallaran los espejos y cayeran los escudos, si encontrara los caminos de las islas desoladas…

no dimito, no abdico, no estallan, no encuentro… afortunadamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 24, 2012 por en La maniobra de Heimlich (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 477 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: