Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

Flotabilidad a 42ºC.

San José, Cabo de Gata. 19/08/2013

.

Me balanceo despacio

mientras desalojo

una cantidad de agua

equivalente a mí.

.

Me mezco acompasado,

mientras pienso

que un cuerpo vacío

ocupa el mismo espacio

que una ausencia llena.

.

Hay un viento leve

que eriza de montículos

la piel que emerge húmeda.

Luego, al sol, se tensa y se seca.

Y se resquebraja en confetti oscuro,

como pavesas de ceniza

que se espantan en la misma brisa.

.

En este preciso instante,

acuden, como una sombra,

como un naufragio,

las ansias, las ganas, el deseo

inaudito, imperioso, desesperado,

de flotarte.

De ensayar contigo

esa flotabilidad.

.

La necesidad tempestuosa

de desalojar distancias

y extravios.

En la misma proporción

en la que te echo de menos.

.

flota

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 1, 2013 por en La maniobra de Heimlich (poesía).
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: