Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

SONETOURETTE

_________________________________________________

fallingMetrónomo en pausa, pulmón ligero,
espero el compás, compás desespera.
En jaula revuelve como una fiera
el músculo tenso, tendón de acero.

     (gritando)¡MIERDA DE AMANECER!

Negra alborada: ni sol ni lucero,
ondea tu piel por toda bandera
llenando mi cubo con tu gotera,
cosiendo la aguja del segundero.

     (vociferando)¡RELOJ CABRÓN!

Cuento la arena que resta en la brisa,
calculo el instante en que espesa el barro,
guardo las huellas del suelo que pisa.

     (bramando)¡JODIDA MAÑANA!

Cuando los ecos devuelven tu risa
un grito sordo resulta en desgarro.
Salto del Ángel, piso diez: cornisa.

     (chillando)¡PUTO ATERRIZAJE!
(desgañitándose)¡JODERJODERJODER!

___________________________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 21, 2014 por en Como quien de eterno caer padece.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 378 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: