Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

atiquifobia

__________________________________

Se espera de mí
la solidez de la roca que es grada y peldaño,
que es puerto y es puente.
Que soporta y sostiene
el paso y el peso del hijo del hombre.

Se espera de mí
la consistencia del agua que hiende la piedra,
que es lluvia y remanso.
Que es furia y es sangre
en crecida violenta y en sístole alterna .

De mí se espera
el odio preciso y la rabia que embiste.
También la caricia,
el aliento y el hambre.
Se espera de mí que disipe de sombras la tierra.

La raíz del árbol
y el acero del hacha,
se espera,
y el crujido del hueso.

Y el sudor de la carne
y el verbo que crea,
se espera,
y el brazo que puede y la mano que prende.

Se espera de mí, ante todo, que no desfallezca.

0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el febrero 26, 2014 por en Como quien de eterno caer padece.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 477 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: